jueves, 15 de junio de 2017

Unicef suspende a Rajoy en la lucha contra la pobreza infantil


España se sitúa por debajo de la media de los países de la OCDE en reducción de la pobreza y la desigualdad social


Tirón de orejas al Gobierno de Rajoy en el último informe de Unicef que compara los niveles de bienestar infantil en 41 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En el documento Construyendo Futuro, España obtiene muy malos resultados en algunas metas y objetivos fundamentales de la Agenda 2030. 
Nuestro país está por por debajo de la media de la OCDE en la lucha contra la pobreza monetaria, privación y falta de políticas de protección social eficaces. Se sitúa en el puesto 28 con 2,4 millones de niños y niñas viviendo en el umbral de la pobreza. Es el 30% de la población infantil, el triple que en Dinamarca o Islandia y el doble que en República Checa, Eslovenia o Alemania. 
Lo mismo ocurre con la reducción de la desigualdad siendo España uno de los países con mayores tasas de desigualdad y crecimiento de las mismas. El informe señala que nuestro país está fallando en disminuir la brecha de la desigualdad y alerta de que se hace cada vez más profunda. Entre los hogares con niños, el 10% más rico obtiene más ingresos que el 40% más pobre. Solo Bulgaria, Rumanía y México reportan datos más negativos. 
Y se sitúa en el furgón de cola, cayendo al puesto 36, en la promoción de empleo digno y crecimiento económico cuando nuestro país registra el peor resultado en términos comparativos por el alto número de jóvenes que ni estudian ni trabajan y por la elevada incidencia del paro en los hogares con hijos.
España es el sexto país con mayor tasa de ninis con edades comprendidas entre los 15 y 19 años (12% frente al 7% del promedio de los países ricos). Y hay otro dato preocupante: con el 14% frente a la media del 9%, España es el cuarto país con mayor proporción de menores que viven en hogares sin empleo.  
En el contexto europeo, el informe lamenta que a pesar de tener un nivel de pobreza infantil de los más altos de Europa, España invierte casi la mitad de la media  europea en la protección social de los niños (con un gasto en las politicas de familias del 1,3% del PIB frente al 2,4% de la media europea). Además mientras en España se reduce más la pobreza adulta que la infantil, en el resto de los países europeos pasa lo contrario. 
Por todo ello, el informe de Unicef recuerda al Gobierno la urgencia de redoblar esfuerzos. Le dice que es necesaria una mejor determinación de las prioridades, una inversión suficiente y políticas de infancia si quiere alcanzar las metas de la Agenda 2030. 
Si se tiene en cuenta la valoración global de todos los objetivos, España se sitúa sin embargo en mejor posición, en la mitad de la tabla ocupando el puesto 21. Esto se explica porque obtiene buenos resultados en salud, especialmente debido a las bajas tasas de suicidios, trastornos mentales entre adolescentes y muertes neonatales.
También son más positivos los datos referidos por ejemplo al acoso escolar. Aunque va en aumento, en España la incidencia de este problema en estudiantes de 11 a 15 años es mucho menor: un 5,3% frente al 10,8% de la media de los países de la OCDE. Es el cuarto valor más bajo, muy lejos de los extremos de Lituania con el 29,2% o Letonia con el 22,7%. 
Los datos referidos a la educación colocan a España en el puesto número 12 de los 41, particularmente por la universalización de la cobertura escolar de 3 a 6 años y por los buenos resultados en competencias básicas examinadas en PISA. El 71% de los alumnos de 15 años consigue el nivel básico de competencias en lectura, matemáticas y ciencias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario