lunes, 12 de junio de 2017

Varios servicios públicos se encuentran al "límite" de su capacidad para atender a los ciudadanos

Los inspectores de Hacienda advertían esta semana de que están " al límite" de su funcionamiento operativo por falta de medios. Con 3.000 efectivos menos en la Agencia Tributaria (AEAT) que en 2009, a su juicio sus "carencias" no se van a solucionar con un aumento "ficticio" de las partidas asignadas en los Presupuestos Generales del Estado para 2017.
Según el sindicato CSIF, las plantillas públicas en España han perdido 332.800 empleos desde finales de 2011. Además, 255.400 personas tienen más de 60 años y por tanto se encuentran a las puertas de la jubilación. 

Agencia Tributaria

La falta de medios afectaría a todos los cuerpos y escalas de funcionarios, tanto al tramo superior como también a los niveles medios. De este modo, los inspectores carecen de actuarios del cuerpo técnico, que son quienes bajo las órdenes del inspector colaboran en la lucha contra el fraude, en número y niveles suficientes para formar adecuadamente los equipos de inspección. También se extienden estas carestías a agentes tributarios, TIC (tecnologías de la información y la comunicación) o Servicios de Vigilancia Aduanera. 
Pero los funcionarios de la AEAT están lejos de ser los únicos que sufren una falta perentoria de medios, sin que los aumentos en las partidas presupuestarias del proyecto que ha presentado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, haya servido para tranquilizar a los sindicatos y organizaciones de trabajadores públicos. 

Seguridad Social

Según CCOO, la Seguridad Social acumula una pérdida de 4.249 trabajadores que prestan servicio en sus diferentes entidades gestoras y servicios comunes. Esta situación ha supuesto que entre julio de 2009 y el año 2016 los empleados públicos que mantienen el servicio público de Seguridad Social hayan disminuido un 13,73%.
Como consecuencia se ha tenido que reordenar la red de centros de atención que se mantiene abierta para atender a los ciudadanos. Por ejemplo, algunos centros concertados en zonas rurales se atienden con personal desplazado, por falta de personal.
Hay una cuestión añadida: la edad de las plantillas. Solo en el caso de la Seguridad Social está previsto que en los próximos cinco años se jubile el 19,31% de los actuales empleados públicos, cifra que alcanzará en los cinco años posteriores al 29,04%. De hecho, en febrero de 2017 trabajaban 24.837 personas en la Seguridad Social, de las que tan solo 781 tenían menos de 40 años.

Sistema Nacional de Salud

Pese al acuerdo alcanzado para una Oferta de Empleo Público excepcional en marzo de este año, los sindicatos recuerdan que debe abordarse la pérdida de 28.000 puestos de trabajo entre 2010 y 2016, así como el significativo impacto de la jubilación de miles de profesionales sanitarios en los próximos años.

Oficinas del Documento Nacional de Identidad (DNI)

Los problemas de atención en este servicio público no sólo provienen de la falta de personal, sino de carencias técnicas y de equipamiento. Como explica Javier Cruz, miembro del CSIF en la mesa delegada del Ministerio del Interior y funcionario expendedor de documentos de identidad, "los colapsos del DNI y el pasaporte son cíclicos".
Además de la acumulación de peticiones de cara al verano, hay niños a los que les exigen el DNI en determinadas matrículas antes de cumplir la edad legal a la que es obligatorio contar con este documento. 
Pero además las oficinas se enfrentan con problemas técnicos. Según relata, se acaban de renovar los ordenadores y el sistema operativo con los que se expiden las identificaciones, pero no así los dispositivos biométricos que sirven para tomar las huellas y escanear las fotos ni las impresoras. Esta circunstancia provoca fallos técnicos que en ocasiones tardan varios días en solucionarse, a lo que se añaden problemas de conexión que provocan periódicas caídas del sistema. 
Con este panorama, el hecho de que se vayan a incorporar 100 personas casi todas funcionarios que vuelven de excedencias, asegura- a las alrededor de 1.500 que prestan este servicio no solucionará estas dificultades.
Según el secretario de Organización de  la Federación de Servicios Públicos de UGT, Fréderic Monell, en los últimos años "ha habido una pérdida neta de plantilla" que la " pequeña corrección" de los Presupuestos Generales del Estado, en los que se aprueban  67.000 plazas, no logra paliar. De hecho, se habla de convocar 250.000 plazas para acabar con interinidad en tres años, pero hoy por hoy la temporalidad alcanza la cota más alta del último lustro, con 686.100 personas en esta situación, es decir, casi la cuarta parte de las plantillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario